Gran Canaria sigue con su hegemonía en Júnior Femenino

Foto: FEB

Foto: FEB

El Gran Canaria se impuso con solvencia al Femení Sant Adrià en la final del Campeonato de España Júnior Femenino y levantó su octavo título en nueve años, confirmando así su hegemonía en la categoría. El Picken Claret se impuso al San Isidro y se colgó la medalla de bronce.

El Gran Canaria era el gran favorito de la competición y no falló. Las pupilas de Begoña Santana empezaron como un tiro en la final que las enfrentaba al Sant Adrià y evitaron cualquier contratiempo. La calidad de su cuarteto de oro formado por Natalia Rodríguez, Naira Cáceres, Nuria Sáez y Ana Hernández fue más que suficiente para doblegar a un duro rival.

Las isleñas ya habían abierto una pequeña brecha tras los diez primeros minutos de juego (16-8) pero fue en el segundo acto cuando dio el verdadero golpe sobre la mesa. Las canarias fueron una apisonadora y encarrilaban su triunfo cuando el partido llegaba al descanso (38-16).

El Sant Adrià mejoró su imagen tras el descanso y con el partido prácticamente perdido compitió los últimos veinte minutos ante un rival que no quiso relajaciones y que mantenía sus principales estiletes sobre la cancha. La principal razón de la mejoría catalana fue el acierto de cara a canasta, sin embargo, seguían encajando con facilidad lo que les impediría cualquier opción de meterse en partido. Al final triunfo del Gran Canaria por 78-57 y las isleñas que levantaron su duodécimo título de España Júnior Femenino, el octavo de las últimas nueve ediciones.

Picken Claret, bronce

En el partido por la medalla de bronce que enfrentaba a Picken Claret y San Isidro fueron las valencianas quienes se llevaron el triunfo a pesar del mal inicio de partido de las de Carles Martínez. En los primeros compases parecía que las leonesas habían asimilado mejor la derrota de semifinales que el Claret y rápidamente consiguieron doce puntos de renta.

Poco a poco las de Benimaclet fueron recortando su desventaja y entre el final del primer periodo y el inicio del segundo encadenaron un parcial de 17-0 que volteó el marcador (29-21). Desde ese momento el Picken Claret puso la directo, se marchó en el marcador y no dejó al San Isidro que se acercara en el marcador. Con claro dominio levantino se llegaba la descanso con un marcador de 42-28.

Tras el descenso poco partido hubo porque las valencianas siguieron ampliando su diferencia. Al término del primer periodo el electrónico reflejaba una diferencia superior a los veinte puntos (56-35). Las de Castilla y León no bajaron los brazos y un inicio de último periodo arrollador daba una pequeña esperanza a la remontada y en los primeros compases bajarían los quince puntos de desventaja.

Carles Martínez dio entrada a la MVP del partido, Ángela Vendrell, que dio otra cara a un equipo que acabó sentenciando el triunfo y una meritoria medalla de bronce después de sumar seis victorias y una sola derrota (71-48).

0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<