Júnior Masculino | Boscos, primer líder del Interislas

Foto: María Rodríguez

Primera jornada de la fase interislas que otorgará el billete al representante balear para el Campeonato de España de clubes que se saldó con victorias locales del Boscos, La Salle y Bahía San Agustín y la obtenida a domicilio por el Consell en el ‘derby’ del Raiguer.

La Salle (1-0) – CEB Sa Real (0-1) 90-74

Parciales: 24-16, 21-18, 16-20, 29-20

La gran incógnita del campeonato, el Sa Real, viajó a Mallorca para sorprender al La Salle y casi lo consigue ya que tuvo a los celestes contra las cuerdas hasta cumplido el minuto 37. El partido arrancó muy igualado con los locales ansiosos por despegarse y los visitantes que no conseguían entrar en juego por los nervios típicos de un primer encuentro oficial y no fue hasta el minuto cinco cuando los mallorquines lograron abrir brecha en el marcador (10-5). El tiempo muerto obligado solicitado por Félix de la Osa no acabó de dar sus frutos y los minutos restantes del primer cuarto transcurrieron con rentas cómodas para los de Son Rapinya y dos jugadores destacando sobre los demás: Marc Palá (7 pts para 17 finales) en el bando local y Dionaikel Ortega (7 pts para 17) en los ibicencos, llegándose al término de los primeros diez minutos con 24-16.

En el segundo acto los de Borja Dañobeitia seguían sin poder desplegar su juego habitual debido a la fuerte defensa a la que eran sometidos por parte de los pitiusos, defensa que por otra parte permitía a los sallistas ver como sus rivales se cargaban de personales con los consecuentes tiros libres favorables aunque sin un notable acierto (26/50) y, por encima de todo, el desgaste físico que suponía tal intensidad. De esta forma se llegaba a un merecido descanso con el marcador de 45-34.

Tras el paso por vestuarios, unos espléndidos minutos de Alberto Jarillo (6 pts para 22 totales) y Pau Arabí (8 pts) daban a los mallorquines una máxima renta de 17 (61-44 min. 27) pero los naranja fueron capaces de dar una vuelta más a su defensa dejando a su rival anclado en el marcador y con un parcial de 0-10 llegaban al último capítulo con el partido abierto (61-54). Durante siete minutos creyeron los de Sa Real que la remontada era posible y mantenían a La Salle a distancias cortas hasta el 73-70 que reflejaba el luminoso cuando restaban tres minutos para la conclusión del encuentro pero ya no había gasolina para más. El desplome físico visitante fue monumental y los palmesanos aprovecharon la circunstancia para firmar un final apoteósico con Artigues como protagonista (8 pts con dos triples) para llevarse el partido, 90-74.

CB Boscos (1-0) – CD Alcázar (0-1) 85-61

Parciales: 20-14, 13-16, 26-15, 26-16

El derby menorquín disputado en el Pavelló Municipal de Calós se decidió en la segunda parte y coloca al equipo de Ciutadella como primer líder de la competición.

El partido discurrió en su primer episodio con una tremenda igualdad y solo un par de pérdidas de balón de los mahoneses en los instantes finales propiciaron un pequeño despegue local, 20-14. El segundo período continuaba en la misma línea que su antecesor, los dos equipos dominaban su rebote defensivo y no había lugar a segundas opciones mientras que las imprecisiones y deficientes finalizaciones eran la nota dominante en ambos conjuntos, no obstante los de Siso Pons fueron capaces de recortar diferencias para marchar a vestuarios con el partido abierto (33-30).

En los inicios de la reanudación tuvo lugar el punto de inflexión del encuentro: dos faltas consecutivas del hombre alto del Alcázar le llevan al banquillo y los amarillos aprovecharon la ocasión para fortalecerse en la pintura y llegar al final de los treinta minutos con el partido encarrilado, 59-45. Los últimos diez minutos carecieron de historia. El Alcázar no encontraba alternativas a la falta de centímetros mientras que los ciutadellencs iban ampliando la diferencia para finalizar con una amplia victoria (85-61) que les encarama en lo más alto de la clasificación.

Bahía San Agustín (1-0) – Sant Josep (0-1) 88-83

Parciales: 19-19, 20-24, 23-23, 26-17

El Bahía San Agustín logró su primera victoria de la fase en un partido ante el Sant Josep que estos tuvieron controlado durante teinta minutos.

Igualdad, esta fue la nota predominante durante el primer acto de un partido que arrancó con ambos contendientes muy atenazados por los nervios, las imprecisiones se sucedían en uno y otro bando y ninguno era capaz de arrancar una ventaja importante al marcador llegándose al término de los diez minutos iniciales con tablas, 19-19. En el segundo estuvieron los visitantes más centrados. Dejaron de depender de los puntos de Pere Sampol (7 en el primer cuarto) y Valentí Gracia (6) y empezaron a repartirse las tareas ofensivas para llevar el marcador al 39-43 con el que se iban a vestuarios.

Espoleados por su entrenadora, reaparecieron los de s’Arenal dispuestos a revertir la situación pero se toparon con un inspirado Shariff Idris (8 pts para acabar firmando 21) que se convirtió en dueño de las pinturas permitiendo que su equipo mantuviese la escueta diferencia de cuatro puntos (62-66) con los que afrontar el tramo definitivo. Y fue en el último cuarto cuando los locales se reencontraron con su juego. Tras lograr empatar la contienda, esta entró en una fase de alternativas en el marcador que se rompió con tres triples de Joaquín Gadea que decantaron el electrónico de parte de los de la Platja de Palma. 88-83

Ciutat d’Inca (0-1) – CB Consell (1-0) 74-96

Parciales: 20-27, 19-26, 16-23, 19-20

El duelo entre los dos primeros clasificados de la fase Mallorca se saldó con un convincente triunfo del Consell cimentado en la superioridad física de sus jugadores interiores que dominaron el rebote en todo momento y fueron verdaderos estiletes en su juego ofensivo.

La alegría del estreno de nueva cancha les duró solo seis minutos a los inquers, justo el tiempo en que reinó la igualdad en el marcador (11-12). A partir de ese minuto los de Álex Pérez aumentaron la intensidad y, dominando en todas las facetas del juego, empezaron a poner tierra de por medio para concluir los primeros diez minutos con un favorable 20-27. Una salida en tromba de los blancos en el segundo período colocaba el 20-34 en apenas dos minutos de juego. La reacción local tenía que llegar para no descolgarse del partido antes de hora… y llegó con los puntos de Jaume Manresa (7 para 20 finales) y Joan Moyà (4 para 17) unidos a un triple providencial de Toni Rigo que ajustaba el luminoso (30-36, min 15:40), pero surgieron las figuras de Martí Aloy (9 pts para firmar un total de 19) y sobre todo Daniel Palomo (8 para 33 con apenas error e innumerables rebotes) que devolvían la tranquilidad a su equipo dejando una máxima de 18 puntos (34-52) entrado el último minuto. Dos acciones desafortunadas de la defensa visitante permitieron al Ciutat d’Inca suavizar el marcador (39-53) con el que se llegaba al descanso.

El tercer acto se iniciaba con una gran defensa visitante con contínuos robos de balón y provocando pérdidas al adversario que se tradujo en un 0-10 otorgándoles la máxima ventaja del partido (39-63). Los de Ángel Molinero se veían ampliamente superados y únicamente eran capaces de contestar desde los 4,60 (27/34 y un marcador de 47-63 en el minuto 27). Un tiempo muerto conseller recondujo la situación y se llegó al último episodio con el partido decidido, 55-76. Durante los definitivos diez minutos los buenos números de Andreu Oliver y Jaume Manresa fueron insuficientes para frenar el monólogo de Daniel Palomo, que seguía firmando un encuentro perfecto llevando a su equipo en volandas a una victoria de calidad, 74-96.

0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<