Nikola Mirotic, el ángel de Podgorica

nikoespañaMarc Estelrich. Juega en el Real Madrid y ésta temporada ha dado un salto de calidad y responsabilidad espectacular en su actual club, cargándose a los hombros al equipo que está haciendo historia en ésta temporada regular con un balance (24-2), y que deja huella en la Euroliga. Él es Nikola Mirotic, la esperanza blanca, el ángel de Podgorica.

Nikola Mirotic nació en la ciudad montenegrina de Podgorica, un once de febrero del año 1991. Ala-pivot de 2’08 metros y 102 kilos con nacionalidad hispano-montenegrina. Lleva el 12 a su espalda, en homenaje a Jadran Vujacic, su primer entrenador, su mentor, aquel exjugador de Partizán y Olimpija entre otros, que tanto le marcó y que hizo aflorar su pasión por el baloncesto.

Nikola Mirotic en acción de tiro

Nikola Mirotic en acción de tiro. Fuente: Real Madrid

Con seis años empezó a jugar al futbol, y lo hizo hasta los doce, cuando un amigo de la familia le aconsejó que probara con el baloncesto en la escuela de baloncesto Joker de Podgorica, donde fue entrenado por Jadran Vujacic. Niko llegó con ganas de aprender, de trabajar y de mejorar como jugador y como persona. Desde el principio, y como no sabía nada de baloncesto, estuvo en constante crecimiento y disfrutó como un niño pequeño de nuestro deporte. La gran confianza en su entrenador, que le dijo que “si seguía sus consejos, sería un gran jugador, aunque el camino no iba a ser fácil”, y la constancia y trabajo han hecho del montenegrino lo que es ahora.

Con mucho trabajo y muchos entrenamientos, disputó su primer partido con la Joker School, lo que parecía que iba a ser una primera toma de contacto con la competición se convirtió en una exhibición ofensiva, con más de veinte puntos. A partir de ese momento, el hispano-montenegrino se empezó a tomar más enserio el baloncesto, aún inconsciente de sus posibilidades y de su futuro, y trabajando día a día.

De su primer partido, a su exhibición en la final del Campeonato de Montenegro, donde se alzaron campeones con 40 puntos y 20 rebotes de un Mirotic estelar. Cuando terminó su segundo año en la Joker School recibió invitaciones para asistir a campus de verano, y sin saber porque recaló en Zaragoza. Allí fue visto por el jefe de cantera del Real Madrid, que quedó prendado del joven Niko, que viajó a Podgorica para volver a verlo y se lo llevó a Madrid. En esa decisión de recalar en el equipo blanco influyó mucho Jadran Vujacic, recomendándole aprovechar el tren que pasaba ante sus ojos.

Mirotic en sus primeros años en Madrid

Mirotic en sus primeros años en Madrid

Con 15 años llegaba al Real Madrid, empezaba el sueño y el ángel de Podgorica subía otro peldaño. Llegó acompañado por sus padres. Una de las primeras personas que conoció fue Alberto Herreros, que se había retirado la temporada anterior y que ya trabajaba en los despachos de la Casa Blanca. En esas fechas, el joven jugador tenía un físico prometedor, muy alto y delgado, con brazos y piernas largas, y una pelota de baloncesto bajo el brazo. El baloncesto era su vida, estaba viendo su sueño más cerca, y demostrando el sacrificio heredado de la escuela yugoslava seguía trabajando como el que más, aprovechando cada entrenamiento para seguir creciendo.

A su llegada, no todo fue un camino de rosas, el idioma fue un hándicap, y las clases se le hacían muy largas, pero pasados unos meses ya se comunicaba medianamente bien y la adaptación fue correcta. En los primeros meses, la llegada del “chico nuevo” a Madrid fue muy bien llevada gracias a sus padres, que estuvieron centrados en Niko y en su adaptación, y se lo agradeció con el primer sueldo que cobró.

En su temporada cadete jugaba con los juniors, y se crecía ante rivales más fuertes que él. Aquí empieza la verdadera historia. Consiguió el Campeonato del Circuito Sub20 con el Real Madrid en 2008. Pero su explosión se produjo en el Torneo de l’Hospitalet, MVP en 2008 y 2009, con una actuación bestial en la segunda edición, consiguiendo 35 puntos, 23 rebotes, 2 asistencias, 6 tapones, 9 recuperaciones y 10 faltas recibidas para un total de 84 de valoración; aunque su actuación no sirvió para que su equipo se impusiera al FMP Zeleznik. Terminó el segundo campeonato con unas medias brutales de 28 puntos, 14 rebotes, 3 recuperaciones y 3 tapones por partido, y casi un 50 de valoración de media.

Con 17 años ya había empezado a entrenar con el primer equipo y disfrutaba de las lecciones en primera persona de uno de sus ídolos, Felipe Reyes. Después de una temporada jugando en LEB Bronce con el filial del Real Madrid y disputar sus primeros partidos en ACB en la temporada 2008-2009, con Joan Plaza dándole la oportunidad. La próxima temporada se fue cedido al Palencia Baloncesto de LEB Bronce para que se fogueara en la categoría de plata del baloncesto español, ya que en la primera plantilla, entrenados por Ettore Messina, le cerraban las puertas Jorge Garbajosa, su paisano Vladimir Dasic, Novica Velickovic y Felipe Reyes.

Nikola se marcha cedido al Palencia Baloncesto

Nikola se marcha cedido al Palencia Baloncesto

En Palencia disfrutaba de minutos y protagonismo, y a sus 18 años consiguió promediar 8 puntos y 5 rebotes en 20 minutos jugados por partido. Aunque fue un año duro, trabajar a las órdenes de Natxo Lezcano, entrenador muy exigente y con entrenamientos casi cada día y con doble sesión, le sirvió para convertirse en un hombre y volver al primer equipo en Mayo. Ettore Messina  dijo: “les dimos un niño y nos devolvieron un hombre”, y esas palabras calaron hondo en el montenegrino que apreció el gran trabajo y la maduración física y mental que había realizado en Palencia. En ese último sprint de la temporada, Niko sería el jugador número doce del equipo del italiano, algo por lo que llevaba peleando los últimos años.

Fue llamado para disputar el Nike Hoop Summit en el Rose Garden de Portland, el 10 de abril. Ante la negativa del Palencia de dejarle acudir al evento (se jugaba su permanencia en LEB Oro), el jugador reclamó sus derechos y puso rumbo a Estados Unidos. No brilló, pero anoto 14 puntos y capturó 7 rebotes.

Ese mismo verano de 2010 puso rumbo a Croacia con la Selección Española para disputar el Europeo Sub20, donde se alzó con el bronce acompañado por jugadores como Josep Franch, Joan Sastre, Álvaro Muñoz o Nacho Llovet. Consiguió entrar en el quinteto ideal del campeonato junto al MVP Andrew Albicy, Kostas Papanikolau, Nikos Pappas y Mario Delas.

Primera temporada íntegra de Mirotic en el primer equipo

Fuente: Real Madrid

La temporada 2010-2011, con Ettore Messina en el banquillo, fue cuando se convirtió en jugador de pleno derecho del primer equipo, disputando minutos y gozando de oportunidades en momentos importantes. Habitual en liga, promediando 8 puntos y 3 rebotes en 17 minutos para un total de 10 de valoración. Se quedó a las puertas de conseguir su primera Copa del Rey perdiendo en la final frente al Regal FC Barcelona por 60-68. En Euroliga fue premiado con el Premio Rising Star, concedido al mejor jugador joven de la competición y que consiguió gracias a buenas actuaciones que le empezaban a poner en el escaparate.

Y ese escaparate fue la elección nº 23 en primera ronda en el Draft de 2011 por los Houston Rockets, pero la NBA tendría que esperar al talento montenegrino, ya que el Real Madrid le blindo hasta 2016 como claro referente para ser uno de los puntales del equipo blanco de cara al futuro.

El verano de 2011 fue inolvidable, se alzó con el oro y el MVP en el Europeo Sub20 celebrado en Bilbao y compartió cinco ideal del torneo con Furkan Aldemir, Alessandro Gentile, Bojan Dubljevic y Evan Fournier. Su superioridad se hizo manifiesta en este torneo y sus números rozaron la perfección.

Nikola se alza con el Europeo Sub20 en Bilbao

Nikola se alza con el Europeo Sub20 en Bilbao

En la temporada 2011-2012 llegaba Pablo Laso al Real Madrid, con un estilo de juego muy diferente, mucho más rápido y más abonado al acierto exterior. Con tal expectación, Niko se presentaba con un papel importante en el equipo blanco, y cumplió con las expectativas; promedió 9 puntos y 4 rebotes en 20 minutos de juego. Se alzó con la Copa del Rey y consiguió la segunda posición en la Liga Endesa. Además, fue MVP de la Jornada 8 y del mes de diciembre. En Euroliga, volvió a recibir el Premio Rising Star.

Niko empezaba a ser una pieza clave en los esquemas de Laso

Fuente: Real Madrid

Llegaba otra vez el verano, y Niko no fue llamado para la absoluta, y en su lugar se decidió apostar por Serge Ibaka, ya solo se puede disponer de un nacionalizado en el equipo. Eso no le impidió aprovechar el primer verano de muchos que tenía libre para trabajar y seguir mejorando como jugador, fiel a la tradición de superación y exigencia del baloncesto balcánico. Para tal cosa llamó a su padre baloncestístico, Jadran Vujacic, y trabajó con él durante un mes en una montaña, a 1.000 metros de altitud. Un mes de dobles sesiones, para trabajar su físico y su técnica individual, sobre todo en lo referente al tiro y al bote de 1c1.

Pasa un verano trabajando con Jadran Vujacic

Pasa un verano trabajando con Jadran Vujacic

El comienzo de la temporada 2012-2013 presentaba a un Mirotic más fuerte y más físico, había ganado masa muscular y estaba mucho más definido, pero lo que no se veía a simple vista era su progreso en la pista, una mejora en el tiro y en la rapidez de su mecánica, así como una mejor elección de situaciones de tiro y toma de decisiones. El verano le había servido para convertirse en un jugador completo, capaz de anotar en el 1c1 desde el bote, de espaldas al aro o generar jugadas para sus compañeros; aunque también había mejorado en su tendón de Aquiles, la defensa. Ha jugado minutos como alero alto cumpliendo con las expectativas y se ha sentido como pez en el agua en la posición de cuatro.

En la actual temporada está promediando 13 puntos, 4 rebotes, una asistencia, un balón robado, un balón perdido y un tapón por partido en los 24 minutos que está en pista, para un total de 16 de valoración. La gran temporada del Madrid le está ayudando, y su nombre suena como MVP. Ha conseguido el récord de la temporada en valoración en la segunda jornada ante el Blancos de Rueda Valladolid con 46 de valoración, con 26 puntos (4/4 en triples), 10 rebotes, 3 balones robados, 3 tapones y siete faltas recibidas.

Nikola Mirotic es un ala-pivot que puede jugar también como tres alto gracias a sus movimientos y a su versatilidad tanto en el juego interior como exterior gracias a su buena muñeca. Sus grandes cualidades ofensivas, en las que destaca el tiro de media y larga distancia, así como una depurada técnica individual, que le permite jugar 1c1 desde el bote o en el poste alto, ya que es un jugador bastante rápido por la altura que tiene, además de atesorar un juego de pies formidable. Sus acciones desprenden ese brillo especial de los grandes jugadores, ya que cada jugada atesora una calidad inmensa, entrenada y trabajada desde la escuela balcánica. Como debilidad se puede mencionar su defensa, aunque en los últimos meses se ha podido apreciar una mejora en ese aspecto, con más rapidez de piernas y más resistencia a la hora de defender jugadores fuertes.

Hoy en día es el jugador importante que quería ser en los primeros meses que pasó en la capital española, pero aún le queda por crecer, a sus 21 años su nombre suena a éxito, el niño, la promesa, se ha convertido en hombre y su talento es innegable. El ángel de Podgorica ha bajado del cielo para deleitarnos a todos con ese talento especial.

0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<