U22 destacados de la Leb Oro (8 jornadas)

Aleix Font en el Adidas Next Generation
Foto: Euroleague

Primeros dos meses de competición de la liga LEB Oro y en ellos ya hemos podido ver a los primeros jugadores destacados y a otros que han dado un paso al frente en sus equipos. Entre ellos destacamos a varios rookies que están demostrando ser importantes en una liga muy exigente.

Pareja Kregor Hemet y Marc Martí en Lleida.

Ambos jugadores de la generación del 97 que están disfrutando de muchos minutos de importancia en el Actel Força Lleida. Los dos jugadores superan los 20 minutos de media y tienen cierto protagonismo en el ataque de su equipo.

Marc Martí, jugador cedido por el Basket Zaragoza afronta su segunda temporada en el equipo catalán y ahora está siendo titular en el equipo de Borja Comenge. El ala-pívot catalán debe ser más duro en la pintura y hacerse más fuerte en el rebote, pero sus fundamentos y calidad le están llevando a ser un jugador importante.

Por su parte, Kregor Hemet, después de salirse en EBA la temporada pasada con el Pardinyes pasa a formar parte de la plantilla Leb Oro del Força Lleida y lo hace con cierto protagonismo. Aunque todavía se muestra muy irregular en el tiro de campo por su mala selección de tiro, el jugador muestra mucho descaro en su juego por lo que si sigue con la confianza de Comenge su progresión en la liga puede ser notable.

Emanuel Cate, una de las torres de un sorprendente Prat.

Después de dos temporadas cedido al Betis de liga ACB, el internacional rumano nacido en el 97 disputa su primera temporada en la liga Leb Oro en un equipo que está dando mucho que hablar. Emanuel Cate sin duda está siendo un jugador de calidad en la rotación del conjunto catalán y se está mostrando muy sólido en la pintura, con buenos porcentajes y en el rebote, siendo peligroso en el rebote ofensivo (2’7 por partido).

FC Barcelona Lassa “B”, un filial peligroso.

Los jugadores del filial azulgrana se nota que han adquirido experiencia en la categoría y que cuentan con Herun, jugador referente que les da seguridad en su juego. Entre las jóvenes promesas del filial blaugrana están destacando:

Atoumane Diagne (’98). El pívot senegalés de 2’15m está cuajando una temporada muy seria, siendo uno de los pívots más dominantes de la categoría con una media de 9 rebotes por partido. Además también se está mostrando importante en el aspecto anotador con una media de 7’8 puntos por encuentro, aunque esta cifra se verá mejorada cuando se muestre más regular en el tiro libre.

Aleix Font (’98). Sin duda uno de los jugadores de más talento de la liga. Jugador capaz de generar muchos puntos y que llega a la novena jornada con unos promedios de 11’3 puntos, 4’3 rebotes y 2’1 asistencias por encuentro, mostrando su polivalencia en el juego. A pesar de los buenos números logrados hasta el momento, el escolta catalán tiene mucho margen de mejora, sobretodo en el % del tiro de tres puntos, que ahora se sitúa en el 29’3%.

Arnas Velicka (’99). Primer año sénior del base lituano de 1’94m que ahora está siendo el encargado de dirigir al equipo tras la marcha de Stefan Peno al Alba Berlín. El jugador debe trabajar mucho las dirección de juego y su toma de decisiones en ataque, pero su gran talento y su capacidad para anotar de lejos le llevan a ser un jugador difícil de defender.

Nedim Dedovic (’97). Vuelta a Can Barça después de su cesión a Araberri y lo ha hecho para ganar protagonismo en el equipo. Esta temporada está siendo uno de los referentes ofensivos con 10 puntos de media por encuentro.

Marc García (’96) y Rodions Kurucs (’98) . Ambos jugadores se encuentran en dinámica de entrenamientos con el equipo ACB, aunque cuando les vemos jugar con el filial en Leb Oro siempre hay que tenerlos en cuenta como dos de los mejores jugadores de la categoría.

Jordan Sakho (’97), músculo en la pintura del ICL Manresa. 

La temporada pasada fue uno de los artífices del ascenso del filial del Manresa de EBA a Leb Plata y este año está siendo importante en el primer equipo a pesar de tener una dura competencia en su posición.

El jugador africano debe seguir progresando si quiere ser importante en un equipo de tanto talento como Manresa, pero en sus 16 minutos de media por partido promedia 5’6 puntos, 5 rebotes y 1 tapón por encuentro mostrando su poderío físico y sus posibilidades en la liga.

Judicael Romaric (’97), el africano sigue creciendo en Oviedo.

Tras un año cedido por Unicaja a Manresa en ACB, el conjunto Euroleague ha vuelto a decidir apostar por una cesión para el joven alero africano y ha optado por Oviedo como destino. Romaric lo tiene todo para ser un jugador importante en la liga y así lo está haciendo en estos primeros partidos con una media de 10’1 puntos, 4’4 rebotes y 11’1 asistencias por encuentro en 22 minutos de media. El dato a mejorar es la línea del tiro libre que por el momento el jugador está con un pobre 4 de 12 intentos (33’3%).

 

0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<